El golfista español Jon Rahm dejó una exhibición este jueves como tarjeta de presentación en el Masters de Augusta, primer ‘major’ de la temporada, para terminar en lo alto de la tabla a pesar de empezar el torneo con un ‘doble-bogey’, empatado a falta de que termine la jornada con el noruego Viktor Hovland en -7.

Rahm cumplió con creces con su papel de favorito a la chaqueta verde, la que sería sexta del golf español y su segundo ‘Grand Slam’ tras el US Open de 2021. El de Barrika fue capaz de levantarse como si nada de un inicio fatal, con cuatro ‘putts’ en el primer hoyo para dejarse ese 6 en el par 4 inicial.

El borrón y cuenta nueva fue inmediato en el vasco, con dos ‘birdies’ en los siguientes dos hoyos. Con unas condiciones perfectas para el juego en la primera mañana en Augusta National, Rahm no perdonó en una jornada que apunta a buenas tarjetas, provisiones además de cara a la lluvia y frío que se vienen.

El campeón de tres torneos en este 2023 firmó otro ‘birdie’ en el hoyo 7 y un espectacular ‘eagle’ en el 8. En la segunda vuelta, Rahm firmó otros tres ‘birdies’, que pudieron ser más, rozando otro ‘eagle’, para dejar su mejor jornada hasta ahora en Augusta.

Así, el león de Barrika terminó empatando en el liderato a Hovland, quien por delante había dejado la mejor tarjeta de la mañana, con un 65 libre de ‘bogeys’. La tormenta eléctrica amenaza incluso para la tarde del jueves, con las primeras gotas ya en el inicio del segundo turno, aunque las condiciones siguen siendo favorables para el asalto a Augusta National.

Por otro lado, Tiger Woods sufrió como él mismo vaticinó en la previa, con un físico mermado desde su grave accidente en 2021. El campeón de 15 ‘majors’ terminó el día en +2, como el español Sergio García. El de Borriol fue de más a menos, con dos ‘birdies’ en los primeros nueve hoyos pero cuatro ‘bogeys’ en los segundos. El otro español en liza José María Olazabal, también por encima del par.