El embajador ruso ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, afirmó este lunes ante el Consejo de Seguridad de la ONU que el estadounidense Brent Renaud, fallecido el domingo en Irpin, a las afueras de Kiev, «no era periodista», y responsabilizó a las fuerzas ucranianas de los disparos que acabaron con su vida.

«Lamentamos todas las muertes en el conflicto, pero quisiera hacer dos aclaraciones. En primer lugar, él no es periodista. Eso lo dijo el propio The New York Times», indicó Nebenzia, según recoge la prensa rusa.


«En segundo lugar, Irpin está totalmente bajo control de las Fuerzas Armadas ucranianas y las unidades ucranianas. Dado lo que dice su colega, que sobrevivió al incidente, fueron ellos los que abrieron fuego contra su vehículo», argumentó.

Renaud falleció el domingo tras ser tiroteado cuando se dirigía junto a otro estadounidense, que resultó herido, a filmar a desplazados por la guerra. El compañero de Renaud relató que fueron tiroteados después de dar media vuelta en un control.

Renaud portaba un carné de prensa de The New York Times, por lo que las autoridades ucranianas, que atribuyen a Rusia su muerte, informaron inicialmente de que era periodista de este medio. 

La revista Time ha confirmado que Renaud trabajaba para la publicación grabando imágenes de refugiados.