Después de recibir durante la semana pasada la visita de su mujer Isabel y su hija Míriam, Ginés ha vuelto a tener una nueva invitada: Yaiza, su actual pareja. Esta fue a enfrentarse con el concursante debido a que afirmó que intentaría arreglar su matrimonio.

Durante la semana, Ginés estuvo devastado por la situación que estaba viviendo: «Mi hermano y mis padres también los están pasando mal, lo sé«. Aunque Diego Pérez pudo consolarle mostrándole un gran apoyo.

Durante la noche del martes, llevaron a Ginés a una playa diferente para darle una sorpresa. Allí tuvo que elegir entre un bocadillo o una tienda de campaña. «Me quedo con la tienda y todo lo que hay dentro, sea lo que sea», dijo. 

Una vez dentro, se encontró con Yaiza, su pareja. Ella se mostró molesta por las palabras que tuvo anteriormente con su mujer. «Eres un cobarde por no afrontar lo que piensas de verdad, por seguir ocultando lo que sientes de verdad», le dijo ella. 

«Sabes que te quiero y no sólo porque sí. No hables pensando lo que dirán de ti, tienes que pensar en lo que quieres para ti«, continuó regañando a su pareja. Yaiza repitió varias veces que ella tenía dignidad, así como hizo alusión a la pulsera que ambos llevaban en la muñeca. 



Carlos Sobera interrumpió la conversación. «Vas a tener más tiempo de lo que piensas para asimilar la información«, le dijo a Ginés sin que este esperase el anuncio sorpresa que darían minutos más tarde.